La gente no para de reír mientras miran a esta pequeña bailando su canción favorita.

Es probable que hayas escuchado la popular frase: “Baila como si nadie estuviese mirando”. Es un buen consejo en muchos niveles, nos recuerda a cada uno de nosotros que debemos disfrutar el acto de bailar (o cualquier otra cosa en la vida) sin dar importancia al juicio de otros. Si eres como yo, cuando estás en grupo no te gusta bailar. Siempre habrá algunas personas en la pista mostrando su excelente ritmo y expertos movimientos. Definitivamente no soy una de ellas. Mi capacidad de baile es torpe, y llega a mediocre en un buen día. Solía mantenerme al margen, pero a medida que fui madurando me di cuenta de que el baile no es sobre lo que los demás piensen de mí, sino cuánto me divierta yo.

Bailar no sólo es un buen ejercicio, sino que es una forma de expresión artística e incluso una liberación emocional. Debes sentir la música, muy profundamente, y luego mover tu cuerpo. Si puedes bailar desenfadadamente, puede ser una experiencia maravillosa y liberadora.

Muy pocos captan este tipo de puro sentimiento y expresión como los niños. Sin las trabas del peso del juicio de otros, los chicos pueden apreciar la música y bailar de verdad “como si nadie estuviese viendo”. Cuando la pequeña de este video escucha su canción favorita, la infecciosa ‘Uptown Funk’, muestra a todos cómo sabe bailar.

Está en casa, en la cocina familiar, sólo su familia viendo y ella comienza un baile adorable. Se menea, se sacude y se mueve con la música, y su baile hace las delicias de todo internet. Probablemente crecerá para ser una mucho mejor bailarina de lo que jamás fui, pero en este momento, su inocencia y libertad me recuerda que debo dejarme llevar de vez en cuando.

Mira su baile abajo, y por favor da un “me gusta” ¡y comparte este video con alguien que necesite una sonrisa!

Si te gusto comparte y déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente e imágenes.lindito.com

Cómo interpretar los dibujos del niño

Los niños utilizan el dibujo para expresar sus sentimientos y deseos. Esto nos puede ayudar a saber cómo se siente el chico con respecto a su familia, escuela, amigos, etc. En los dibujos del niño se pueden ver muchos detalles que, una vez en la edad adulta, suelen pasar inadvertidos. Este es su medio de comunicación con el exterior. Por eso, para interpretar los dibujos del niño de manera exhaustiva, siguiendo unos protocolos, solo pueden hacerlo personas cualificadas, psicólogos, psiquiatras, etc.

A pesar de eso, puede haber ciertas pautas que ayudan a interpretar los dibujos de los niños, pero de una manera puramente orientativa. Para saber más, siempre hay que acudir a un especialista. En este artículo vamos a ver algunas de las que sirven para orientar a los padres sobre lo que quieren decir las creaciones de sus hijos.

A los 18 meses

Los niños de 18 meses hacen trazos en líneas rectas (zig-zag), debido a que solo articulan el codo. La muñeca y los dedos aún están rígidos.

Algo antes de los 2 años

Empiezan a aparecer formas circulares que implican ya la articulación de la muñeca. Estos trazos no tienen ninguna intención representativa y no se deben a una planificación previa. En realidad, son sólo un acto motor.

En torno a los 2 años y medio – 3 años

Ya combinan formas rectas y circulares y empiezan a relacionar sus producciones gráficas con objetos y personas. Aparecen los llamados “Garabatos”.

De los 3 a los 5 años

Tienen un mayor control del trazo debido a su progreso en el control óculo-manual, en el uso de la articulación de la muñeca y en un mayor control de los movimientos de los dedos. En estas edades ya controlan el punto de partida y llegada del trazo, y los combinan para obtener figuras o reproducir objetos.

Aparece la conciencia de que está dibujando y el garabato empieza a tener intención representativa. Así pues, ya podemos hablar de dibujos. Comienzan a surgir las primeras representaciones de figura humana “renacuajos”. Aunque tengamos que echarle imaginación, combinan círculos para cabeza y palitos para los miembros de la figura.

De los 5 a los 8 años

Comienzan a añadir a sus dibujos un mayor número de detalles. Ya desarrollan imágenes progresivamente más realistas y cada vez más complejas conforme avanzamos en la edad y nos acercamos a los 8 años. A lo largo de esta evolución, los dibujos irán incorporando más detalles (cejas, orejas, pestañas), ropa u otros complementos.

A partir de los 4 o 5 años, la figura humana que dibujan no aparece sola, sino acompañada de objetos, animales o de otras personas. Conforme avanzamos en la edad, las cosas que dibuja están llevando acciones e interacciones que ya no serán estáticas.

Posición del dibujo

Los dibujos que se sitúan en la parte superior del papel están relacionados con el intelecto, la curiosidad, la imaginación. Los hechos en la parte inferior nos están indicando las necesidades físicas y materiales que el niño pueda tener. Si el dibujo está hecho en el lado izquierdo, nos dice que sus pensamientos giran en torno al pasado. Y si son en el lado derecho, sobre el futuro. Si se encuentra situado en el centro del papel, representa el momento actual.

Dimensiones del dibujo

Si el dibujo es grande, muestra cierta seguridad. Si las formas son pequeñas, nos está diciendo que ese niño necesita poco espacio para expresarse, pero también puede indicar que es un chico reflexivo o con falta de confianza en si mismo.

Trazos del dibujo

Trazos continuos y sin interrupciones denotan a un niño dócil, mientras que si está borrado o cortado, puede indicar que ese chaval es más impulsivo e inseguro.

La presión del manejo

Si el dibujo está hecho con una buena presión, nos indica voluntad y entusiasmo. Si está hecho con mucha presión, cuanto más fuerte sea, mas agresividad existirá. Cuanto más flojo sea el trazo, nos indica cansancio físico y falta de voluntad.

Los colores del dibujo

  • Rojo: Representa la vida, lo activo, el ardor.
  • Amarillo: Alegría de vivir y curiosidad.
  • Naranja: necesidad de contacto público y social e impaciencia.
  • Azul: Paz y tranquilidad.
  • Verde: Sensibilidad, cierta madurez e intuición.
  • Negro: Representa el inconsciente.
  • Marrón: Planificación y seguridad.

Si el dibujo está hecho con un solo color, suele denotar falta de motivación o pereza.

Recuerda que esta información es solo orientativa. Si quieres una interpretación exhaustiva de los dibujos del niño para que te digan cómo está el chico emocionalmente, es necesario que acudas a un especialista en ese campo.

Los consejos que brindamos son sólo para fines informativos y educativos; no somos un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Si te gusto comparte y déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente e imágenes.eresmama.com

Se buscan personas para abrazar y dar calor a bebés prematuros. Mira el resultado

Cuando un pequeño nace necesita de cuidados especiales y adecuados a su edad; esta atención debe ser integral. Todo un equipo médico se encarga de satisfacer las necesidades que su condición exige, pero hay una parte emocional que también es muy importante para su correcto desarrollo.

La realidad es que, por mucho que lo así lo deseen, no siempre es posible que los padres del recién nacido estén con el pequeño las 24 horas. Por esta razón, algunos hospitales, como el Hospital General de San Bonifacio en Minnipeg, Manitoba (Canadá) han comenzado a buscar voluntarios abrazadores dispuestos a cuidar, durante el tiempo en que están solos, de estos bebés.

Estos voluntarios son especialmente necesitados cuando se trata de bebés de madres adictas; esto debido a que al nacer sufren del síndrome de abstinencia neonatal. Los voluntarios se encargan de dar calor humano y contacto físico a los pequeños recién nacidos mientras las madres son ingresadas en centros de rehabilitación.

“Algunas veces, los bebés se ponen muy exigentes, pero después de unos minutos comienzan a relajarse”, dijo la voluntaria Lucette Parent, Puedes darte cuenta que respiran con más facilidad. Sólo por el contacto cuerpo a cuerpo se tranquilizan y suelen quedarse dormidos”

De acuerdo a un estudio publicado en la revista Psiquiatría Biológica, los bebés prematuros ingresados en cuidados intensivos que son abrazados desde el nacimiento tienen mejores hábitos de sueño y son más atentos que los niños que no fueron abrazados.

Otras investigaciones demostraron que la práctica de cargar a los bebés el mayor tiempo posible influye en el desarrollo de los niños. Aparte de mostrar los beneficios antes mencionados, los niños abrazados de bebés mostraron mejores habilidades de manejo del estrés para cuando cumplieron diez años de edad cuando se encontraron en situaciones de ansiedad, como el hablar en público.

Si bien lo ideal es que sean la madre o el padre quienes estén siempre con los hijos, quienes los mimen y los carguen, esto no es siempre posible; es por ello que alabamos el esfuerzo que estos voluntarios hacen para ayudar en el desarrollo integral de estos pequeños que tanto amor necesitan.

Ahora lo sabes, cargar a tu bebé tiene beneficios increíbles para él y para ti. La próxima vez que alguien te diga que no lo cargues demasiado porque lo acostumbrarás a tus brazos pregúntale a qué otra cosa debería acostumbrarse si no es a los brazos amorosos de su madre. Estuvo dentro de ti los primeros nueve meses de su vida, se acostumbró a tus latidos y a tu voz. Disfrútalo, vívelo, quiérelo y mímalo todo lo que sea necesario.

Si te gusto comparte y déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente e imágenes.porquenosemeocurrio.net

Tareas que deberían realizar los niños en el hogar.

Cuando llega el maravilloso momento en que nos convertimos en padres, nuestro mayor anhelo es llegar a ser buenos padres, pero a veces dudamos de nuestras capacidades e incluso de nuestras propias decisiones.

Sabemos que en algún momento nuestros hijos tendrán que bañarse solos, o tendrán que ocuparse de guardar sus pertenencias e incluso sabemos que deben aprender a realizar pequeñas tareas para colaborar en casa.

El punto es saber en qué momento podemos comenzar a enseñarles y a pedirles que realicen algunas pequeñas cosas con las que pueden ayudar y al mismo tiempo se nos plantea el interrogante de qué pedirles que hagan porque no sabemos a ciencia cierta si tienen edad suficiente para asumir ciertas responsabilidades.

En primer lugar, es importante pensar que todos vivimos en una sociedad en la que cada uno cumple un rol. Muchos padres asumen todas las tareas porque así “hacemos más rápido”. Pero en ocasiones, existen otras excusas que nos decimos a nosotros mismos como que los niños están cansados, o que no tienen edad suficiente para hacer algunas tareas o simplemente queremos evitar el conflicto que se puede generar ante la respuesta negativa.

¿Cuál es el mejor momento para hacer participar a los niños en las tareas de la casa?

Pedirles que colaboren no debe generar ninguna culpa. Si somos conscientes de las limitaciones que la edad le pone a cada niño sabremos que no los estamos sobre exigiendo y que lo que les pedimos pueden realizarlo. Ellos deben aprender que las cosas no se hacen solas o por arte de magia y que a medida que nos vamos haciendo mayores las tareas en un “equipo” como es una familia, deben ser compartidas para que todos podamos gozar de momentos de descanso.

Si siempre repetimos a nuestros niños de 4 o 5 años: “eres muy pequeño, no puedes hacerlo”, cuando tenga 14 o 15 él mismo seguirá repitiendo que es pequeño y que no puede hacerlo.

Cada cosa a su tiempo. Los niños pueden asumir sus propias tareas personales como ordenar su habitación, hacer la cama, colocar la ropa sucia en el canasto de ropa para lavar, o lavar su taza después de la merienda.

Luego, pueden asumir otras responsabilidades que abarcan a toda la familia como poner la mesa, retirar los platos después de comer o lavar algunos de los ingredientes de la ensalada que vamos a preparar.

Aquí vamos a presentar una serie de ideas con algunas tareas que los niños pueden realizar de acuerdo a la edad que tienen. ¡Te sorprenderás con todo lo que son capaces de hacer!

Niños de 2 y 3 años.

– Cepillarse los dientes (con un poco de ayuda).

– Abrir la canilla y llenar un vaso con agua.

– Guardar sus juguetes.

– Poner sus pañales sucios en el cesto de basura.

– Llevar cosas a la mesa.

– Lavar y secar sus manos.

– Poner su ropa sucia en el canasto de ropa para lavar.

– Vestirse (con un poco de ayuda).

Niños de 4 y 5 años.

– Sacar sus juguetes de la bañera y vaciarla.

– Vestirse sólo.

– Llevar platos y cubiertos a la mesa.

– Poner su ropa sucia en el canasto de ropa para lavar.

– Recoger y guardar sus juguetes.

Niños de 6 años.

– Limpiar la mesa con un trapo húmedo después de cada comida.

– Colocar su plato y su vaso sucio en el lavavajillas.

– Lavar su cabello (con un poco de ayuda).

– Escribir y firmar sus tarjetas de Navidad.

– Colocar algunos artículos en el canasto cuando vamos de compras (incluso pueden cargar una bolsa liviana).

– Ayudar a sacar las bolsas de las compras del auto.

Niños de 7 a 9 años.

– Lavar el lavabo y la bañera.

– Retirar las malas hierbas del jardín.

– Buscar palabras en el diccionario.

– Lavarse el cabello.

– Prepararse un sandwich.

– Preparar el almuerzo que llevará a la escuela.

– Pasar la aspiradora.

– Redactar sus invitaciones de cumpleaños.

– Retirar los platos de la mesa y limpiarla.

– Ordenar su habitación y hacer la cama.

– Barrer el piso.

– Lavar el auto.

– Preparar su desayuno.

– Llenar y vaciar el lavavajillas.

– Doblar y guardar la ropa limpia.

– Ayudar a preparar la comida.

– Sacar la basura.

– Empezar administrar su dinero con supervisión de un adulto.

– Preparar su ropa y su mochila para el día siguiente.

Niños de 10 a 12 años:

– Cortar el césped.

– Limpiar el piso.

– Preparar comidas sencillas.

– Usar la lavadora y la secadora.

– Hacer una lista de las compras y calcular cuánto dinero necesitará llevar.

¿Cómo motivar a los niños?

En ocasiones, los niños quieren “ayudar” y empiezan imitando algunas de nuestras actividades. Recordemos que cuanto antes se le enseñe un niño a asumir algunas responsabilidades, antes incorporará el hábito de colaborar.

Si todavía no empezaste a hacer participar a tus niños de las tareas cotidianas, nunca es tarde para comenzar a hacerlo.

Pero antes, veamos algunos puntos a tener en cuenta:

– Pidamos que sea “nuestro asistente”: El juego siempre fue una buena forma de aprender y convertir a nuestros niños en “asistentes” puede ser muy motivador. Si estamos preparando la comida o doblando ropa, pueden ayudarnos trayendo los ingredientes o los utensilios o guardando las medias en un cajón.

– Evitemos los estereotipos: Si los niños quieren ayudar en la cocina o a lavar los platos y las niñas quieren aprender a cuidar el jardín o a clavar un clavo para colgar un cuadro, démosles la libertad de aprender, porque el objetivo es la participación más allá de la tarea.

– Asociemos placer con tarea doméstica: Muchas veces encontraremos resistencia en los niños cuando les pidamos que realicen una tarea doméstica (a veces incluso los mayores nos resistimos) y por eso, lo mejor es hacerlo dentro de un clima agradable. En primer lugar comencemos con “¿podrías ayudarme con…?” Y luego transformaremos el momento de trabajo en un momento de placer. Pongamos música, hablemos de cosas, hagamos bromas… Que las obligaciones en la casa no se transformen en un castigo sino en algo que podamos disfrutar. Generar un sentimiento favorable en torno a las tareas domésticas las harán más fáciles de realizar.

– Que las tareas de la casa sean un juego: Si por ejemplo queremos pedirles a nuestros niños que ordenen su habitación, podemos proponerles jugar “a la juguetería”. De esta manera, deberán ordenar los juguetes de manera tal que “los clientes” puedan verlos y elegir cuál comprar. Desde ya que tendremos que jugar algunos minutos y representar el rol de “comprador”; pero de esta forma la rutina de guardar los juguetes puede convertirse en un juego.

Otra opción consiste en establecer un desafío de tiempo. Esto puede ser más agradable para niños más grandes; y proponerles que cuenten cuantos juguetes pueden guardar en 30 segundos.

– Seamos pacientes: Desde el primer momento en que encomendamos una tarea nuestros niños debemos tener en cuenta que es la primera vez que lo hacen y que no lo harán con la misma eficacia y en el mismo tiempo que nosotros. Expliquemos la tarea que deben hacer en detalle y con paciencia y pidamos que hagan una cosa a la vez. Pensemos que cuanto más complicado sea lo que deben hacer y más se equivoquen, más se desilusionarán con el resultado y menos querrán volver a intentarlo.

– Agradezcamos de manera efusiva: Para los niños, realizar una tarea de ayuda a sus padres es también la oportunidad de pasar tiempo con ellos. Una vez que recibamos la ayuda se sentirá contento de haber colaborado, de haber sido útil y eso le dará ánimos para volver a hacerlo o aceptar nuevos desafíos. Agradecer con entusiasmo cada logro es una caricia para el alma de los niños.

– No “compre” a sus niños: Muchos padres cometen el error de dar dinero a sus hijos luego de que hayan ayudado en las tareas domésticas. Es importante entender tanto padres como niños que las tareas cotidianas que se realizan en una casa forman parte del trabajo que cada uno debe hacer para que una familia funcione. No debemos inculcar a nuestros niños la idea de que su ayuda merece un pago. Si bien a una determinada edad los niños pueden comenzar a administrar algo de dinero con supervisión de sus padres, este dinero debe ser entregado preferentemente un día determinado de la semana y explicar que precisamente se trata de una forma de que vayan aprendiendo a administrar cómo utilizarlo.

En casi todas las sociedades del mundo las mujeres somos las que cargamos con las tareas domésticas. Otro buen ejemplo es hacer que los maridos participen en estas actividades y que de esta manera sean del ejemplo que nuestros hijos quieran seguir. Ver a mamá y a papá trabajar en equipo casi no necesita de más explicaciones.

Hace millones de años, cuando los hombres comenzaron a poblar la Tierra nadie les enseñó cómo hacer ciertas cosas pero las fueron aprendiendo imitando a los animales e imitándose a sí mismos.

De la misma manera, hoy nuestros niños aprenden mucho más viendo lo que hacemos y no tanto escuchando lo que decimos.

Eduquemos con el ejemplo.

Los consejos que brindamos son sólo para fines informativos y educativos; no somos un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Si te gusto comparte y déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente e imágenes.saludable.guru

Popular juguete le explotó en la cara a su hijo – ahora el padre quiere advertir a otros

Fidget spinner es el juguete del momento.

Esta espiral de plástico está diseñada para ayudar a niños que tienen que tiene problemas de concentración, pero se ha hecho muy popular entre muchos otros niños, y no sólo niños.

Hace poco informábamos del accidente que sufrió un chico de 25 años por su mal uso, y ahora es un padre el que quiere advertir de cómo no se debe usar el juguete, tras el accidente que sufrió su hijo, escribe Tribunist.

John estaba disfrutando de una tarde con su hijo, jugando con un fidget spinner. Este padre había visto vídeos de Youtube de cómo la gente usa trucos con aire para hacer que el spinner gire lo más rápido posible, y pensó que él también quería probarlo.

Lo que ocurrió después hizo a John cambiar radicalmente de opinión.

Ahora quiere advertir a otros padres de cómo nunca deben utilizar este juguete.

Esto es lo que escribió John en una publicación de Facebook que ha sido compartida más de un cuarto de millón de veces:

“Sé que esta publicación no va a ser fácil de ver para muchos, pero creo que es necesaria. Esto es lo que ha ocurrido por jugar con fidget spinner y soltar aire comprimido en él. Estaba sujetando el spinner y la manguera de aire cuando sucedió. Llevábamos jugando con él un rato y de repente el plástico del fidget spinner explotó. Ahora estamos en la sala de urgencias esperando para que le den puntos a mi hijo. Lo comparto para que nadie más tenga la misma estúpida idea. Tuvimos suerte de que no le saltara en el ojo. Podría haber sido mucho peor.”

El padre contó después que tuvieron que darle 30 puntos al niño, 3 de ellos por dentro de la boca.

Lo más importante es recordar que en el juguete aún no se indica que puede explotar sin se aplica aire comprimido.

Los consejos que brindamos son sólo para fines informativos y educativos; no somos un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Si te gusto comparte y déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Conoce los efectos que sufre un bebé cuando la madre llora durante el embarazo

Conoce los efectos que sufre un bebé cuando la madre llora durante el embarazo

Cuando una mujer está a punto de traer al mundo a una nueva criatura siempre trata de cuidarse físicamente. Se alimenta lo mejor posible, toma vitaminas y todo lo necesario para que el desarrollo del bebé sea óptimo, pero en ocasiones olvida aspectos que son igual de importantes.

En la actualidad se han realizado estudios que comprueban que el bienestar físico de la madre es de tanta importancia como su salud emocional. La estabilidad mental y tener un embarazo libre de estrés, en el que las emociones sean en su mayoría positivas, se traduce en mejor desarrollo del bebé dentro y fuera del útero. Muchas teorías recientes apuntan que los estados depresivos, la tristeza y el estrés pueden ser aprendidos desde el vientre materno.

¿Cómo afectan al bebé los sentimientos de la madre? A continuación te presento algunos puntos que hay que tomar en cuenta durante la gestación, ya que pueden influir positiva o negativamente por el resto de su vida.

  1. La depresión afecta el coeficiente intelectual del niño

Aunque la placenta actúa como capa que protege al feto de diversas hormonas como el cortisol -la cual se produce tras un estado de estrés prolongado- si la madre se siente constantemente sometida actividades que le causen estrés, tristeza o si padece trastornos depresivos, el cortisol puede penetrar la placenta y enviar al bebé la señal de que llegará a un ambiente peligroso.

Otra cosa que afecta seriamente durante la gestación, menciona la profesora Vivette Glover, experta en psicología perinatal, es el coeficiente intelectual del niño a largo plazo, ya que el cortisol influye en el desarrollo cerebral.

  1. Puede interferir con el apego saludable

El apego es importante para los infantes, sobre todo durante el primer año de vida, ya que es un lazo que se debe desarrollar para dar seguridad al bebé, y lo hace sentirse cuidado y amado. La depresión durante y después del embarazo incrementa el riesgo de falta de apego por parte de la madre, lo cual puede afectar de desarrollo emocional y la necesidad de protección del pequeño, también durante la infancia.

  1. Los bebés son capaces de sentir el estado psicológico de la madre

“Creemos que los fetos humanos son participantes activos en su propio desarrollo y están recolectando información para su propia vida”, señala el doctor Curt A. Sandman. Agrega que los niños son capaces de reconocer e interpretar los sentimientos y estado anímico de la madre mientras están en el vientre. Así que los estados prolongados de tristeza pueden generar desarrollo lento; en cambio la felicidad y la tranquilidad emocional suelen tener impacto positivo.

Los hijos de madres ansiosas suelen volverse igualmente ansiosos durante los primeros años de vida. También pueden desarrollar trastornos, como hiperactividad y déficit de atención.

  1. Las emociones se aprenden desde el vientre materno

Aunque el feto no tiene noción de las emociones como nosotros las conocemos, éstas tienen impacto sensorial en él. “Cuando nos embargan las emociones negativas segregamos hormonas tóxicas, el corazón se acelera y se deprime el sistema inmune, lo que nos deja más vulnerables ante las enfermedades”, menciona Enrique García, profesor de psicología de la UNED.

Es importante considerar el bienestar emocional como parte de los beneficios de la madre y el bebé. Es necesario que los padres apoyen a su pareja para que la gestación se dé de la mejor manera, y es vital que las mujeres tomen conciencia y aprendan a manejar las situaciones que les causan estrés.

Los consejos que brindamos son sólo para fines informativos y educativos; no somos un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Si te gusto comparte y déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente e imágenes.vidasaludable.guru

Descubre como eliminar liendres y piojos con vinagre

Si tú o alguien de tu familia desarrollan piojos en la cabeza, inmediatamente debes atacar este problema.

Aunque la infestación por piojos de la cabeza puede ocurrirle a cualquier persona independientemente de su edad, es más común entre los niños de 3 a 14 años. Existen champús que son efectivos, pero si no lo tienes a la mano no te preocupes, lo único que te hace falta es ir a la cocina y acudir el vinagre.

El vinagre es muy efectivo para eliminar liendres y piojos, en este artículo te daremos a conocer como debes hacerlo. ¡No dejes pasar mucho tiempo!

Eliminar liendres y piojos con vinagre

El proceso para eliminar liendres y piojos con vinagre es muy simple y se debe hacer en 3 sencillos pasos:

Paso 1:

Utiliza el vinagre puro para despegar las liendres del cuero cabelludo. Debes aplicar vinagre puro en el cabello de tu hijo, especialmente cerca del cuero cabelludo, detrás de las orejas y en la zona del cuello. A continuación, espera unos minutos.

Paso 2:

Ahora debes enjuagar el vinagre con agua o una mezcla de 50% de agua y  50% de vinagre. Entonces, es momento de peinar todas las liendres. Este es un paso crucial, por lo que no puedes saltarlo.

Paso 3:

Repite este proceso durante dos o más días hasta que no veas ningún rastro de huevos y te asegures de que todas las liendres vivas se hayan ido. ¿Cuánto tiempo dura la aplicación? Por supuesto no existe una guía natural de cómo eliminar piojos y liendres en un solo día, ¿por qué? Porque las liendres eclosionan a partir de los 7 días de haber sido establecidas, es por eso que realmente debes deshacerte de todas las liendres vivas dentro de una semana desde la fecha de tu primer tratamiento con vinagre y peinado.

Vinagre de vino para los piojos de la cabeza

  1. Vinagre blanco para piojos: Este tipo de vinagre tiene un sabor amargo y se utiliza para cocinar. Su color puede variar de pálido a blanco oro y su nivel de ácido varía de 5% a 7%. Se hace a partir de la fermentación de vino blanco real, y por lo tanto conserva mucho de su sabor original del vino blanco. Es más barato que otros tipos de vinagre, y fácilmente se puede encontrar en la mayoría de las tiendas de comestibles.
  2. Vinagre de vino tinto: se ha utilizado durante siglos, tanto para fines medicinales como culinarios. Su color puede variar de rosa a rojo intenso y su nivel de acidez también varía de 5% a 7%.

 

Los consejos que brindamos son sólo para fines informativos y educativos; no somos un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Si te gusto comparte y déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente e imágenes.vidasaludable.guru

Tabla de tareas que puede hacer un niño según su edad

La tabla de tareas inspirada en la de Montessori para que el niño colabore en el hogar

Los padres tendemos a considerar a nuestros hijos bebés por mucho más tiempo del que en realidad son. Asumimos tareas como hacerles la cama, recoger sus juguetes o prepararles la ropa aun cuando ellos mismos podrían hacerlas sin ningún problema.

Lejos de ayudarles, estamos perjudicándoles con este tipo de actitud. No les dejamos ser autónomos, crecer, aprender o ser independientes. Es más, nos perjudicamos también a nosotros mismos, ya que además de las tareas del trabajo y las de casa, hacemos las de los niños, llenándonos de estrés, el gran mal que nos azota a los padres. Para evitarlo te proponemos esta tabla de las tareas que puede hacer un niño según su edad.

Tareas de tareas para niños para ayudar en el hogar según su edad

El método Montessori reconocido por expertos de todo el mundo, tiene como pilar lograr la autonomía del niño. Además, expertos, pedagogos y psicólogos abogan por lo mismo. Los niños pueden vestirse solos, atarse los zapatos, recoger su habitación, poner la mesa, cargar el lavavajillas, hacer su cama… Los padres, en muchas ocasiones no exigimos estas tareas del hogar a los niños y somos nosotros quienes les hacemos perezosos y poco responsables.

Sin embargo, para que un niño sea responsable debemos dotarle de la capacidad de ser autónomo, que sea capaz de hacer sus tareas del hogar, y hacerlas bien. Sin embargo, no podemos exigir a un niño de 2 años que haga su cama, o a uno de 4 que saque a pasear al perro. Es importante tener en cuenta la edad o el momento madurativo del niño para exigirle responsabilidades.

En Guiainfantil.com hemos elaborado esta tabla de tareas del hogar que muestra qué tareas puedes pedirle a tu hijo según su edad. Ah, y no esperes a mañana, tu hijo puede comenzar hoy mismo, imprímela y recuérdala cada día.

Imprime la tabla de tareas que puede hacer tu hijo

Cómo lograr que los niños cumplan la tabla de tareas del hogar

Esta tabla de tareas está inspirada en la tabla Montessori, sin embargo, en Guiainfantil.com la hemos adaptado según nuestra experiencia y la de los expertos que hemos consultado. Hacer que la cumplan puede resultar tarea difícil, pero no lo será si somos constantes y llevamos a cabo estos consejos:

– Refuerzo positivo: es muy importante que recordemos a nuestros hijos lo bien que están haciendo las tareas del hogar. Alabar y elogiar el trabajo del niño tiene un impacto espectacular sobre él.

– Explicarles cómo se hacen las tareas: no podemos dar por hecho que han de saber hacerlas, hemos de enseñarles a guardar sus juguetes, a doblar su ropa o a fregar los cacharros. Acompañarles y guiarles en las tareas del hogar es fundamental.

– Ser un ejemplo: si nosotros somos desordenados, dejamos para mañana nuestras tareas o protestamos cada vez que hemos de llevarlas a cabo, los niños imitarán nuestra conducta y se volverán perezosos.

– Ten en cuenta la capacidad de tu hijo: no hace falta ser fiel a la tabla de tareas del hogar que hemos elaborado, tu puedes crear la tuya propia teniendo en cuenta las habilidades y capacidades de tu hijo. Quizás sea capaz de más a los 5 años, o tengas que bajar el listón

Si te gusto comparte y déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente e imágenes.guiainfantil.com

Un niño sano es espontáneo, ruidoso, inquieto, emotivo y colorido

Un niño no nace para estar quieto, no tocar cosas, ser paciente o entretenerse a sí mismo. Un niño no nace para estar sentado, viendo la televisión o jugando con la tablet. Un niño no quiere estar callado todo el tiempo.

Ellos necesitan moverse, explorar, buscar novedades, crear aventuras y descubrir el mundo que les rodea. Ellos están aprendiendo, son esponjas, jugadores natos, buscadores de tesoros, terremotos en potencia.

Ellos son libres, almas puras que buscan volar, no quedarse a un lado, encadenarse o ponerse los grilletes. No los hagamos esclavos de la vida adulta, de las prisas y de la escasez de imaginación de sus mayores.

No los apresemos en nuestro mundo de desencanto, potenciemos su capacidad de asombro, garanticémosles una vida emocional, social y cognitiva rica en contenidos, en perfumes de flores, en expresión sensorial, en alegrías y conocimiento.

¿Qué pasa en el cerebro de un niño cuando juega?

Los beneficios que tiene el juego para los niños a todos los niveles (fisiológico-emocional, comportamental y cognitivo) no es un misterio. De hecho podemos hablar de múltiples repercusiones interrelacionadas que tiene:

  • Regula su estado de ánimo y suansiedad.
  • Favorece la atención, el aprendizaje y la memoria.
  • Reduce la tensión neuronal favoreciendo la calma, el bienestar y la felicidad.
  • Magnifica su motivación física, gracias a lo cual los músculos reaccionan impulsándolos a jugar.
  • Todo esto favorece un estado óptimo de imaginación y creatividad, ayudándoles a disfrutar de la fantasía que les rodea.

La sociedad ha ido alimentando la hiperpaternalidad o, lo que es lo mismo, la obsesión de los padres porque sus hijos alcancen unas habilidades específicas que garanticen una buena profesión en el futuro. Se nos olvida, como sociedad y como educadores, que los niños no valen por una nota escolar y que al no cejar en nuestro empeño de priorizar los resultados estamos descuidando las habilidades para la vida.

El valor de nuestros infantes es el de pequeñas personitas que necesitan que los amemos de manera independiente, no se definen por sus logros o por sus fracasos sino por ser ellos mismos, únicos por naturaleza. Como niños no somos responsables de lo que recibimos en la infancia pero, como adultos, somos totalmente responsables de arreglarlo.

Simplificar la infancia, educar bien

Que cada persona es única es algo que solemos decir con frecuencia pero que realmente tenemos poco interiorizado. Esto se refleja en un hecho simple: establecemos una serie de reglas para educar a todos nuestros niños.

Realmente este es un error muy extendido y que no es para nada congruente con lo que creemos tener claro (que cada persona es única). Por lo tanto no es de extrañar que la confluencia de nuestra creencia y nuestra acción resulte conflictiva en la crianza.

Por otro lado, tal y como afirma Kim Payne, profesor y orientador estadounidense, estamos criando a nuestros niños en el exceso de, concretamente, cuatro pilares:

  • Demasiada información.
  • Demasiadas cosas.
  • Demasiadas opciones.
  • Demasiada velocidad.

Estamos impidiéndoles explorar, reflexionar o liberarse de las tensiones que acompañan a la vida cotidiana. Estamos atiborrándolos de tecnología, de juguetes y de actividades escolares y extraescolares, estamos distorsionando la infancia y, lo que es más grave, estamos impidiéndoles jugar y desarrollarse.

En la actualidad los niños pasan menos tiempo al aire libre que la gente que se encuentra en prisión. ¿Por qué? Porque los mantenemos “entretenidos y ocupados” en otras actividades que creemos más necesarias, intentando que se mantengan impolutos y no se manchen de barro. Esto es intolerable y, ante todo, extremadamente preocupante. Analicemos algunas razones de por qué debemos cambiar esto…

  • El exceso de higiene aumenta la posibilidad de que los niños desarrollen alergias, tal y como demostró unestudio del hospital de Gotemburgo, en Suecia.
  • No permitirles disfrutar al aire libre es una tortura que encarcela supotencial creativo y de desarrollo.
  • Mantenerlos pegados a la pantalla del móvil, de la tablet, del ordenador o de la televisión es altamente perjudicial a nivel fisiológico, emocional, cognitivo y comportamental.

Podríamos seguir, pero realmente llegados a este punto creo quela mayor parte de nosotros ha encontrado ya innumerables razones que justifican que estamos destruyendo la magia de la infancia. Como afirma el educador Francesco Tonucci:

“La experiencia de los niños debería ser el alimento de la escuela: su vida, sus sorpresas y sus descubrimientos. Mi maestro siempre nos hacía vaciar los bolsillos en clase, porque estaban llenos de testigos del mundo exterior: bichos, cuerdas, cromos, boliches… Pues hoy deberíamos hacer lo contrario, pedirle a los niños que muestren lo que llevan en los bolsillos. De esta forma la escuela se abriría a la vida, recibiendo a los niños con sus conocimientos y trabajando alrededor de ellos”.

Esta, sin duda, es una manera mucho más sana de trabajar con ellos, de educarles y de garantizar su éxito. Si en algún momento se nos olvida esto debemos mantener muy presente lo siguiente:Si los niños no necesitan meterse urgentemente en la bañera, es que no han jugado lo suficiente. Esta es la premisa fundamental de una buena educación.

Si te gusto déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente e imágenes.lamenteesmaravillosa.com

La inteligencia se hereda de la MADRE y no del padre, CIENTÍFICAMENTE comprobado!

Y no solo tiene que ver con la genética…

La genética juega un papel determinante en la inteligencia. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado de quién la heredamos?

La respuesta es… mamá. Al menos, así lo cree la ciencia.

The Independent ha recogido la opinión de varios investigadores del mundo que han concluido que el grado de inteligencia está determinado por la genética de la madre, no del padre.

Para empezar, ellas tienen cierta ventaja. La inteligencia se encuentra en el cromosoma X y las mujeres tienen dos de éstos. Por ello, hay más posibilidades de que las madres tengan alguna repercusión en la capacidad intelectual.

Pero, además, los científicos creen haber descubierto que aquellos genes responsables de funciones cognitivas avanzadas que se heredan del padre podrían desactivarse automáticamente.

Existe una categoría de genes conocidos como genes condicionados, que, se cree, solo trabajan si proceden, en algunos casos, del padre y, en otros, de la madre. Pues bien, los investigadores creen que la inteligencia reside en los genes condicionados que deben venir de la madre.

Para probar esta evidencia, se hizo un experimento con ratones modificados genéticamente. Se encontró que aquellos que tenían una dosis extra de genes maternos habían desarrollado cerebros y cabezas más grandes, pero su cuerpo era más pequeño. En cambio, aquellos con una cantidad extra de genes paternos tenían cerebros pequeños y cuerpos grandes.

Aquellos ratones que tenían una dosis extra de genes maternos habían desarrollado cerebros y cabezas más grandes

Los investigadores identificaron 6 puntos del cerebro de los ratones que solo contenían o genes maternos o genes paternos, las cuáles controlaban distintas funciones cognitivas.

Pues bien, las células con genes paternos se acumulaban en el sistema límbico, que está implicado en funciones como el sexo, la comida y la agresividad. Sin embargo, no hubo ningún indicio de la existencia de células paternas en la corteza cerebral, donde se desarrollan las funciones cognitivas más avanzadas como el razonamiento, el pensamiento, el lenguaje y la planificación.

Inicialmente, esta evidencia se probó con ratones, y funcionó. El paso siguiente era extrapolar esta realidad a las personas, lo cual fue probado en un estudio de investigadores de Glasgow.

Para ello, desde 1994, se entrevistaron anualmente a 12.686 jóvenes de entre 14 y 22 años y tuvieron en cuenta varios factores como la educación, la etnia y su estatus socioeconómico. Pero, aún así, demostraron, una vez más, que el mayor peso de su inteligencia procedía del coeficiente intelectual de la madre.

Entrevistaron a 12.686 jóvenes de entre 14 y 22 y probaron que el mayor peso de su inteligencia procedía del coeficiente intelectual de la madre

Sin embargo, no todas nuestras habilidades intelectuales se las debemos a la genética, ya que, al mismo tiempo, determinaron que sólo entre el 40% y el 60% de la inteligencia es hereditaria. Es decir, hay una parte importante que depende de nuestro entorno, de nuestra experiencia y de nosotros mismos.

Pero, en este área fuera de la genética, la madre también juega un papel crucial. Algunos estudios han asegurado que el vínculo de seguridad que se crea entre una madre y un hijo, también está estrechamente relacionado con la inteligencia.

Además del vínculo de seguridad , investigadores de la Universidad de Washington probaron que el vínculo emocional también es imprescindible para el desarrollo de algunas partes del cerebro. 

Para ello, durante 6 años analizaron cómo un grupo de madres se relacionaban con sus hijos. La evidencia más significativa fue que aquellos que recibieron apoyo emocional, tenían desarrollado un 10% más del hipocampo que los niños con madres emocionalmente más distantes. El hipocampo es un área del cerebro asociada con la memoria, el aprendizaje y la respuesta al estrés.

Esto se debe a que se cree que estos vínculos ofrecen al niño una mayor sensación de seguridad que les anima a explorar el mundo y a tener confianza en resolver problemas. En otras palabras, puedes tener un gran potencial, pero si nadie te ha hecho creer que puedes hacer algo grande con éste, será mucho más difícil que lo consigas.

Hemos hablado mucho de nuestras madres, ¿pero qué nos aportan nuestros padres? Como se ha demostrado, no juegan un papel tan fundamental como ellas a nivel intelectual, pero sí que lo hacen en otras áreas. De ellos heredamos los genes que contribuyen a la intuición y a las emociones, que también son imprescindibles para desenvolvernos en las áreas intelectuales.

Por muy inteligentes que lleguemos a ser, sin estos elementos, no podríamos gestionar nuestro conocimiento. No seríamos más que un saco de talento desaprovechado. Así que para potenciar la inteligencia que, en parte, hemos heredado de nuestra madre, es imprescindible que las habilidades de nuestro padre entren en juego.

Si te gusto déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente.playgroundmag.net